Escoltas y Artes Marciales (la cara oculta de la verdad)

Escoltas y Artes Marciales (la cara oculta de la verdad)

escoltas

la cara oculta de la verdad

No hay una historia cronológica exacta, pero desde la antigüedad los hombres políticos, Reyes o dictadoras siempre han poseído escolta (la guardia pretoriana en Roma, los euzones en Grecia, etc… ). Las causas de necesidad de protección, especialmente en aquellos primeros años se debían principalmente al hecho de que los gobernantes no eran elegidos por sufragio, sino que se autonombraban o los elegían una minoría y por lo tanto siempre temían por su vida.

Hoy en día estamos en idénticas situaciones debido principalmente a los grupos armados (terroristas, delincuencia común, etc… ) que generan una inseguridad en nuestro País.

Un escolta privado es una persona, un servicio, que se suele realizar a personas influyentes en la sociedad las cuales pueden ser desde políticos, empresarios, hasta artistas de renombre.

El trabajo de los escoltas es ser la sombra de dichas personas para velar por su seguridad, sus bienes, o bien, evitar una agresión en caso de producirse. Podemos decir que un escolta privado forma parte de un cuerpo de seguridad (privado o público), el cual debe estar correctamente instruido y capacitado para poder desempeñar su trabajo en las mejores condiciones, considerando los riesgos que se corren en el mismo.

Ahora bien, cuando se contrata un escolta privado lo primero que debemos tener en cuenta es el nivel de profesionalidad, capacitación y experiencia que tiene en el trabajo, tanto físico como mental.

La capacidad técnica es algo de lo que carecen muchos escoltas privados, es una de las reglas básicas y fundamentales en este trabajo. Al mismo tiempo, estas condiciones se complementan con cualidades personales tales como, buena presencia, capacidad de adaptación a nuevos ambientes, situaciones, y capacidad de prevenir una situación y no tener que actuar.

Un escolta es un profesional de la seguridad, pública o privada, especializado en la protección de personalidades. Debe pertenecer a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado o a una empresa de seguridad privada. Además de su formación básica debe realizar un curso y un examen de capacitación. En España, se denomina ”guardaespaldas” a la persona, no profesional y no habilitada que es contratada por un particular, sobre todo del ámbito nocturno y deportivo para que le acompañe, no pudiendo portar armas ni ejercer las funciones propias de los escoltas profesionales y habilitados.

También se denomina escolta, de modo general, al conjunto de personas, vehículos, buques o aviones que desempeñan conjuntamente la misión de escoltar algo o a alguien.

OBLIGACIONES

En todo ámbito oficial, hay personas que ostentan un gran poder hacía los demás, los escoltas poséen responsabilidades y obligaciones, es por ello que, por ejemplo, sólo podrán portar sus armas cuando se encuentren ejerciendo sus funciones. Una vez finalizado el periodo de actividad laboral, deben depositarlas en el armero de su correspondiente empresa para la que trabajan; las armas deben de portarse siempre con discreción y sin ostentación de ellas. Y solo se hará uso de ellas en el caso de peligro hacia sus protegidos o ellos mismos. El arma reglamentaria de los escoltas privados es la pistola semiautomática de 9 mm y para su uso, se deberán pasar las correspondientes pruebas de tiro y, asistir a las clases de práctica de al menos 25 disparos por clase.

Las empresas de seguridad son las únicas responsables del buen mantenimiento y funcionamiento de las mismas.

HISTORIA Y EVOLUCIÓN

Para poder saber y respetar todo lo que conyeva la protección de un ser humano, debemos conocer las antiguas tradiciones, recordemos un poco de la historia.

En la antigüedad existieron en las tierras de España unos hombres que consagraron su vida y espada a su señor, a cambio, recibieron manutención y protección. Esta alianza o pacto, propiamente dicho, se sellaba con un juramento sagrado ante los dioses y los hombres. Es lo que se denominaba antiguamente como “la Devotio”.

Estos guerreros Devotio acompañaban a su señor a la guerra protegiendo la vida de éste y no sobrevivir en caso de caída en el combate, poniendo fin a sus vidas en la propia batalla o con el suicidio ritual.

Estas dotes de lealtad fueron un asombro y admiración entre cartagineses y romanos. Sus más famosos líderes, ante semejante prueba de lealtad formaron posteriormente su propia guardia personal de estos guerreros de antaño, los que se llamarían “Devoti Custodes”.

Un claro ejemplo de este suceso: en el año 222 AC un guerrero español apuñaló a Asdrúbal, causándole la muerte por el código de la Devotio. El guerreo acabó con la vida de Asdrúbal por medio de la Devotio, el juramento consagrado que vinculaba a los guerreros españoles con sus jefes hasta la muerte (cuenta la historia que su señor había sido ejecutado por Asdrúbal).

Tal fortaleza tenía el juramento que Julio Cesar formó una escolta personal formada por 1000 españoles vinculados a él, por la Devotio. Solo cuando Julio Cesar en esos tiempos prescindió de su escolta fué cuando acabaron con su vida en los Idus de marzo, cuando se disolvió su guardia personal y por tanto quedó indefenso.

LA FIDELIDAD Y LA LEALTAD

Son conceptos, que vivimos en un Mundo que, a penas se puede entender. Esta ley de nuestros antepasados, fue un mundo gobernado por el honor y la lealtad, donde la vida no era una satisfacción de codicias, y antes que la satisfacción material de los placeres de la vida, estaban los valores y deberes espirituales y simbólicos, como el honor, la nobleza y la lealtad.

Fueron hombres respetados y admirados por su entrega guerrera, su habilidad en el combate, su pericia con las armas, pero sobre todo, por su código ético basado en una lealtad inquebrantable y en su honor a la palabra.

Solo un entrenamiento constante, la superación personal, la formación continúa y el código ético que tenemos, serán la diferencia entre los profesionales y el resto.

Los auténticos sucesores de los Devotio Custodios, caballeros templarios, caballeros de la orden de Santiago, Reales tercios, de la primera infantería de marina del mundo, antepasados como el Cid Campeador, Cortés Balboa y los Reyes Católicos, que hicieron de nuestra Nación la tierra de tantos y tantos hombres que dieron su vida por su honor, lealtad y la gloria eterna.

En nuestra naturaleza celta, ibera, romana, cartaginense, ha de encontrarse algo que hace sin duda alguna que entendamos y nos adaptemos como nadie a otras culturas.

A diferencia de nuestros países vecinos, los españoles, para realizar misiones de protección en otros países sabemos desempeñar con gran profesionalidad y eficacia.

Tenemos un alto grado de terrorismo activo en España, algo que sin duda nos hace reflexionar sobre nuestra actitud hacia mejores medidas y medios.

Nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad en la calle, debido a un código penal y unos privilegios del sistema, se la juegan por encima de la media, con una delincuencia organizada llegada de todo el mundo, y eso… “hace reflexionar”.

Nuestros militares, se encuentran en prácticamente todas las misiones que tiene la ONU, desplegadas por todo el mundo.

Contamos con nuestra genética, nuestro carácter, y nuestra experiencia, para que sean factores que marcan la diferencia con nuestros antepasados de antaño. Por eso, nos engloban dentro de un colectivo de grandes profesionales.

A las personas que dedican su vida a proteger a los demás, pueden proteger a personalidades de todas clases, con situaciones que jamás habrían imaginado, desde protección en misiones de paz, a lugares de peligro potencial, mujeres maltratadas, piratas, etc.

En algún momento de su vida, ustedes mismos, han realizado una escolta, a un amigo ante una pandilla de gamberros, una persona mayor al cruzar, a un ser querido a un cajero, porque es demasiado tarde o es de noche, y así, varias protecciones a lo largo de sus vidas, sin ser conscientes de ello.

¿Qué nos hace tan parecidos a nuestros antepasados? Creo que sin duda el amor hacia los demás, a nuestro patria, nuestra familia, la tierra que nos da de comer, y hacia nuestros principios e ideales, que no son otros en su esencia, que los de los Devotio Custodes Hispalenses, que hacen de nuestro trabajo, una vida en libertad e igualdad de oportunidades.

El objetivo fundamental en nuestra profesión, es “proteger más y mejor”.

Según se ha enseñado en la historia, los españoles son un ejemplo en una época de esplendor de unas características propias a los ojos de los hombres.

“La grandeza de nuestro corazón es tan grande que nos da aliento de forma que nuestro propio valor se han hechos dueños del mundo”.

“Yo, te entrego mi vida. Que mi alma quede ciega si rompo este juramento”.

HISTORIA Y EVOLUCIÓN II

Siguiendo con las historias de nuestros antepasados, pasamos a los siguientes, y no menos importantes, guerreros de antaño, los denominados “RONIN”.

Cuenta la historia que un grupo de samuráis, se vieron obligados a convertirse en Rônin (samuráis sin señor) de acuerdo al código de honor del samurái , después de que su Daimyo (señor feudal) se viera obligado a cometer el Seppuku (ritual para suicidarse), por haber agredido a un alto funcionario judicial en una sede del gobierno.
Los Rônin idearon un plan para vengar a su Daimyo, el cual consistía en asesinar a un usurpador y a toda su familia.

Los Rônin esperaron aproximadamente un año y medio para no despertar sospechas entre la justicia japonesa. Después del asesinato se entregaron a la justicia, y fueron sentenciados a cometer Seppuku.

Esta legendaria historia fue muy popular en la cultura japonesa, porque muestra la lealtad, sacrificio, persistencia y el honor que las buenas personas deben preservar en la vida diaria.

Es una historia japonesa, considerada como leyenda nacional en ese País.

Este evento se desarrolló aproximadamente entre 1701 – 1703 y es la leyenda más famosa del código de honor samurái.El Bushido.

Un Rônin, era un samurái sin amo durante el periodo feudal de Japón, entre 1180 y 1868. Un samurái podía no tener amo debido a la ruina o la caída de esté, o a que había perseguido su favor.
Para que un samurái acabara siendo Rônin era a través de nacimiento. El hijo o hija de un Rônin también eran Rônin, siempre que no renunciara a su estatus. El Rônin, por nacimiento soñaba con demostrar su valía para poder jurar lealtad con su clan, convirtiéndose en un verdadero samurái.

Uno de los más famosos Rônin de la historia fue Miyamoto Musashi. Pero, eso es otra historia…

COMO SE PREPARA A UN ESCOLTA

Hay una visión general de la formación que debe adquirir un escolta o un miembro de un equipo de protección privado, a excepción del carácter público o privado del servicio de protección. No existe mucha diferencia entre la preparación de un escolta privado y la de un miembro de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en el ámbito de protección personal.

Buena parte de la sociedad tiene un concepto equívoco de las personas que desempeñan esta tarea, una imagen idealizada y cargada de glamour.
Hay que matizar y destacar la figura del profesional de la seguridad, ya que en ella prevalece la formación y actuación de un escolta.

La formación de un profesional de este sector sólo tiene una fórmula: el resultado de una combinación de entrenamiento constante con la prevención y la información. Tres ingredientes que son pilares básicos para la agresión; la motivación, el miedo y la oportunidad.

Un escolta profesional se distingue por su conocimiento de la prevención antes que la neutralización. Esto conlleva a una instrucción apropiada en la información (clave primordial de la protección).

Lo primero que se reclama en una formación profesional y real, es tener un nivel formativo que le permita confiar en uno mismo y en la seguridad que puede ofrecer a sus protegidos.

Esta profesión requiere de una exigencia especial que hay que estar dispuesto a proteger al cliente con todos los medios disponibles, incluyendo su propio cuerpo ante una agresión.

La misión fundamental del formador es observar cuanto adiestramiento necesitará una persona que a priori crée poder hacerlo.

Se requiere una buena preparación psicológica para cumplir esté propósito de tal calibre.

Hay cinco condiciones indispensables que el alumno debe asumir con total responsabilidad para el ejercicio de esta profesión:

  • Experiencia
  • Moralidad y honradez
  • Equilibrio personal
  • Capacidad técnica
  • Condición física

Aparte, se debe complementar con otras cualidades indispensables como buena presencia, autoestima alta, capacidad de adaptación a los distintos ambientes y situaciones. Profundizar en la autoprotección, defensa personal con y sin armas, y la neutralización contra mano vacía y armas de fuego blancas o de impacto. Adquisición y perfeccionamiento de sus destrezas individuales con las armas naturales del cuerpo.

La instrucción se divide en varios factores:

  • Técnicas convencionales: Recopilación de distintas Artes Marciales y adaptadas al trabajo del escolta.
  • Técnicas no convencionales: Técnicas sencillas y eficaces, de resultado de aplicación en un corto espacio de tiempo y que aporten seguridad y control al escolta.
  • Técnicas especiales: Protección de habitáculos o edificios, aparatos especiales (sprays, bastones extensibles, kubotán, etc… ).Aparte del conocimiento de las armas y su neutralización.

Las técnicas que se realicen deberán reunir varios requisitos para la consecución y eficacia en los grados de proporción que exige la ley: que respondan a las necesidades, no precisen entrenamiento muy complejo, aporten seguridad, precisión y rapidez.

Se seleccionará el arte marcial que mejor se adapte a su cuerpo y le permita obtener mayor destreza para solventar cualquier situación o intervención. Se le enfocará a través de simulacros en una posición en frio, para que pierda el miedo, a los impactos, golpes y caídas. Y poco a poco, con una progresión adecuada se generarán situaciones de estrés, para acondicionar su cuerpo y mente, a un estado psicológico y el estado que provoca la pérdida de elementos de: coordinación, pánico, visión periférica, ritmo cardíaco, presión arterial, etc.

El entrenamiento debe centrarse en el combate a corta distancia o en lugares cerrados, púes en algunos casos habrá de enfrentarse en caso de agresión, sin olvidar que, las agresiones son cuestiones de segundos, es de importancia crucial las distancias de seguridad. La distancia nos dará el espacio suficiente y el tiempo para una reacción adecuada.

Una agresión con premeditación o una espontánea, tarda medio segundo en una decisión crítica y un segundo en su ejecución. En un estado de estrés con mucha intensidad se tarda entre un segundo y segundo y medio en identificar la agresión, más un segundo en la acción, la diferencia con respecto al agresor es de un segundo. En este trabajo no hay segunda oportunidad.

LA SOMBRA, EL GUARDIAN

La pregunta ¿Cómo piensa un asesino? ¿Cómo diseña su plan? ¿Cómo actúa un criminal, secuestrador, terrorista, demente…?

Por la mañana, se levanta, se viste y piensa como un asesino. Es la mejor forma de hacer su trabajo, pensar como el/ellos. Hay que pensar como él, de sentir como él, de moverse como él. Es lo que se denomina anticiparse a sus acciones, para que desista en su intento, para evitar una acción y siembre el pánico.

Cuando va por la calle es una sombra. La espalda de algún político o algún personaje famoso. La sombra de un actor o el salvavidas de un cantante de moda. Está en primera línea de fuego, y lo sabe. El sacrificio a desempeñar por la seguridad personal de una persona con el que, la mayoría de las veces, no le ha dirigido la palabra. Hablamos de uno de los más de 10000 escoltas de que desempeñan su labor en España, todo un ejército que lucha desde las sombras.

Al terminar la jornada laboral, éstas personas realizan un proceso inverso al encomendado, o al menos lo intentan. Dulce con su señora, fiel a sus hijos. Trata de olvidar que se juega la vida diariamente, que trabaja como escolta. Muchos no tienen familia: “Es un trabajo duro, pero lo más duro es temer por su seguridad, porque somos un muro para el terrorista, que debe traspasar para lograr su objetivo”.

Se dispara el miedo con la progresión de violencia. Políticos, periodistas, empresarios, deportistas, banqueros. Asesinatos, secuestros, agresiones, extorsiones. Todos se sienten amenazados. Y la policía no tiene suficientes efectivos para todos. ”Son demasiadas personas a proteger”.

El problema es muy sencillo, ”todas las personas que tienen un cargo que necesitan de protección lo mantienen una vez que abandonan el puesto”. Por tanto, el número de efectivos es insuficiente.

En la comunidad de Madrid uno de cada tres policías se dedican a estos servicios.
Toca diana, a las ocho de la mañana o antes ya está en el domicilio del protegido, un político, empresario… ¡Que más da!

Unos días recoge a su señora y a sus hijos, otros está con el jefe. Cada jornada es diferente: algunas las pasa de viaje por España, pero muchas transcurre en la propia ciudad. Suele recorrer muchas ciudades, ”pero no conoce gran cosa”, muy a su pesar. Se desplaza del coche a la comida, conferencias, luego al hotel, después le acompaña a cenar, y de vuelta al hotel. No suele tomarse ninguna copa por falta de tiempo y responsabilidad, porque puede necesitar algo por la noche y tiene que estar disponible, “sacrificio poco recompensado a veces”.

Hoy en día, el escolta es un tipo necio, de facciones agradables, vestido con trajes de marca, con preparación y formación, educado… Eso sí, sólo se conservan, las gafas de sol y la pistola.

“Ahora, no sé si me dejaría matar por una persona a la que protejo, pero estoy seguro de que en circunstancias de la vida cotidiana si me interpondría entre él y un terrorista. Es lo que soy y para lo que me han formado.”

La tensión, la prevención, la información, son la clave para un buen trabajo de protección, en el que pase lo que pase, no le ocurrirá nada al protegido.

LA CARA OCULTA DE LA VERDAD

Dentro del Mundo de las empresas y compañías que operan en el sector enmarcamos la cara oculta y negativa de esté negocio tan rentable, y a la vez, magistral para ciertos empresarios.

Hay un sinfín de empresas y compañías que operan sin autorización administrativa. El Ministerio está registrando más de un 50% de casos de compañías sin los correspondientes permisos para operar administrativamente, las multas siguen en aumento en más de un 43% hasta unas cifras desorbitadas y descontroladas.

Además, la fuerte competencia y el coste laboral se han convertido en una competitividad entre empresas que roza lo imposible, donde la bajada de sueldos son tan precarios.

El sector de la seguridad privada debido al incremento de delitos contra la propiedad privada en las grandes capitales se ha visto en la necesidad de aumentar su crecimiento debido a la demanda por parte de particulares.

La inseguridad que se ha generado por este fenómeno delictivo, ha impulsado aún más a las grandes compañías para invertir en esté gran negocio de la seguridad y la vigilancia privada. Una actividad que genera unos ingresos anuales importantes para las empresas en España, de más de 3000 millones de euros.

Con independencia de esté volúmen vertiginoso de expansión, el Ministerio del Interior ha detectado un incremento de empresas piratas.

La Unidad Central de Seguridad Privada de la Dirección General de la Policía, en los últimos años ha visto esté incremento de empresas que, sin reunir los requisitos realizaban este tipo de Actividades, lo que ha supuesto un incremento del 50% sobre otros años.

Las mayores infracciones empresariales, según los expertos, están relacionadas con el intrusismo y la competencia desleal. En general, se trata de varias sociedades que no disponen de autorización administrativa y de compañías que, gozan de los requisitos exigidos pero se exceden en sus competencias, contratando a personal no habilitado para estas funciones. El “Intrusismo personal” que se ha generado por parte de personal sin la habilitación correspondiente, está en fase de abusos.

Según el Ministerio del Interior en este mercado se lleva labores de “protección” en obras, por parte de personal “marginal” de la población, que se caracteriza por sus dotes de amenaza, coacción y extorsión.

Los factores que han incrementado esta situación de fraude, es la gran demanda de seguridad privada, pero con poco personal cualificado. Los grandes profesionales, han visto caer su rendimiento y cualificación de tantos años por personal sin experiencia, formación y de bajo coste empresarial.

 

Si te ha interesado este artículo, tal vez te interesen estos productos:

Tags

Comparte el post:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Posts relacionados

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. EDUARDO BRUNO DEPAS

    excelente quiero saber como debo hacer para formar parte del equipo de escoltas.

    saludo muy cordialmente escolta profesional Eduardo B Depas

  2. Jose Ignacio Rodríguez

    El valor nace en el hombre y el entrenamiento lo forma cada día más fuerte pero si nació sin valor no es nada ay cosas que no se forman sino que nacen con uno !¡ Dios y lealtad

Deja una respuesta

Patrocinadores
Últimos Posts
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal para enterarte de todas nuestras actualizaciones.
.