Diseña tu dieta ¡y mejora tu entrenamiento!

Diseña tu dieta ¡y mejora tu entrenamiento!

diseña tu dieta

Mejora tu entrenamiento… comiendo mejor

Es común en el ser humano creer que lo sabe todo, creer que sabe más, o por lo menos, creer que sabe lo suficiente.

A la hora de diseñar una dieta, lo primero que debemos hacer, es recurrir a un profesional: dietista, nutricionista, endocrino, etc… Hay diferentes tipos de profesionales de la nutrición, que nos pueden ayudar. La mayoría de ellos tendrán ideas o planteamientos opuestos entre sí, pero desde luego, la mayoría de sus métodos funcionarán mejor que los nuestros, y sobre todo y más importante, es que todos ellos velarán por nuestra salud.

Desde Dragonz Magazine no queremos caer en el error de animarte a diseñar tu propia dieta, pero si aun así estás decidido a hacerlo y arriesgar tu salud, ya sea porque no dispones de una economía suficiente para costearte los servicios de un profesional, o porque “crees que no es necesario” (¡error!), te vamos a dar una serie de consejos, sobre lo que ¡NO tienes que hacer!

1. El pan engorda: No es cierto. ¡Eres tú el que engorda! Bromas aparte, la nutricionista Gretel Cabrera, responsable del área de Alimentación y Nutrición de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), asegura que “aunque cuando la gente se pone a dieta lo primero que hace es quitarse el pan, esta costumbre no tiene mucho sentido”.
Según la experta, “lógicamente el pan tiene un aporte calórico, pues está constituido de cereales, pero lo que realmente engorda es la salsa en la que lo mojamos”.

También es muy importante la cantidad. No debemos suprimir alimentos, pero si debemos saber que cantidades tomar, en que hora del día… y que clase de pan tomar, ya que el pan de molde, por ejemplo, tiene más calorías.

2. Suplementos alimenticios ¿Son necesarios?: Hay quien, de manera casi aleatoria, decide suprimir ciertos alimentos básicos de la dieta y los sustituye por complementos alimenticios que aporten los nutrientes que necesitamos en el organismo.

Hay que trazar una dieta inteligentemente en consonancia al ritmo de entrenamiento que vamos a llevar. Una actividad extra, como son los entrenamientos de Artes Marciales y Deportes de Combate, requiere una alimentación extra, para equilibrar de nuevo el organismo y poder rendir sin autoprovocarnos lesiones por falta de nutrientes.

3. Prohibido mezclar hidratos y proteínas: Falso. Cuando se hacen dietas hiperproteínicas se suele pretender perder peso en poco tiempo, ya que dejamos de comer calorías, pero hacer una dieta disociada nunca será la mejor manera de adelgazar, ya que necesitamos de todo tipo de nutrientes en nuestra alimentación, eso sí, en su justa medida.

El objetivo de una dieta es llevar una vida sana, cambiar nuestra rutina de alimentación, aprender a comer bien… Las dietas disociadas son las más famosas y tienen muchísimos seguidores, por sus llamativos resultados a corto plazo, pero a largo plazo no conseguirás lo que buscas, y el “efecto rebote”, puede llegar a ser terrible y demoledor para nuestra motivación.

4. El agua engorda si la bebes durante las comidas: Falso. El agua es un alimento acalórico, es decir, no aporta calorías. Según un informe de CECU en este sentido, beber agua antes de las comidas aumenta la sensación de saciedad, por lo que es recomendable beberla si estamos haciendo dieta y nuestro objetivo es sentirnos más saciados.

5. Fin a los dulces y a los caprichos: Tampoco hace falta renunciar a los pequeños placeres de la vida si queremos ponernos a tono. Para hacer dieta no es indispensable renunciar a cosas que te gusten, ni siquiera a los dulces, a los helados o a un plato de pasta con salsa bolognesa. Lo realmente necesario es plantearnos otro tipo de vida en la que estemos mucho más activos y adquiramos unos hábitos más saludables. Si conseguimos esto, podremos estar delgados incluso comiendo chocolate.
Existen App gratuitas para teléfonos móviles como MyFitnessPal, que te permiten controlar la cantidad diaria de calorías que ingieres en cada comida, y de que clase. Utilízalas para llevar un diario de comidas y aprender que comer y cuanto.

6. Las frutas ácidas adelgazan: No es cierto, este mito está asociado a los productos de limpieza, que siempre han asociado alimentos como el limón a acciones desengrasantes. No existe ningún alimento que tenga la función de adelgazar.

7. Los productos integrales adelgazan: Es cierto, los productos integrales son ricos en fibra y producen una mayor sensación de saciedad que otro tipo de alimentos. Además facilitan el tránsito intestinal.

Por ello, si queremos estar saciados siempre será mejor comer pan integral que pan normal, o pastas integrales, ya que comeremos una cantidad menor al estar más llenos.

Pero ¡CUIDADO! En ningún caso los productos integrales facilitan la pérdida de peso: podremos adelgazar si reducimos las cantidades, pero nunca comiendo un tipo de alimento determinado.

8. Prohibido comer carbohidratos de noche: Otro falso mito. Como en los casos anteriores, lo único que debemos hacer es reducir las cantidades, sobre todo por la noche, puesto que no vamos a consumir energía. Los carbohidratos, como explicábamos en ediciones anteriores de Dragonz Magazine, son necesarios para la metabolización de las proteínas.

Se pueden tomar hidratos de carbono por la noche. Pero eso sí, hay que intentar hacer una comida menos copiosa, pues no utilizaremos ese aporte de energía de manera inmediata si nos vamos a la cama… e hidratos de carbono que no se consumen, se convierten en… ¿?

9. Los productos light adelgazan: Según las recomendaciones de CECU, un producto light es aquel al que se le han reducido los aportes calóricos. Esto significa que estos alimentos engordarán menos que el resto pero, en ningún caso, te hacen perder peso.

10. Saltarse una comida adelgaza: También es falso. De hecho, saltarse una comida es un mal hábito de vida que puede acabar por salirnos caro.

Además, es posible que incremente en gran medida el hambre y acabemos comiendo de manera descontrolada durante la siguiente comida, consiguiendo precisamente lo contrario que nos proponíamos.

Es lo que llamamos el “efecto maruja”, en relación a estas señoras que creen que comiendo menos perderán peso, y lo que consiguen es que cada vez que coman su cuerpo piense “voy a almacenarlo todo, porque no sé cuando volveré a comer”.

En definitiva, lo más importante a la hora de confeccionar una dieta, es cambiar los hábitos alimenticios incorrectos por otros más adecuados, y el resultado aparecerá poco a poco.

Es un completo error hacer dieta poco antes del verano para conseguir un cuerpo perfecto, o poco antes de un combate para “entrar en el peso”, ya que llegarás desgastado y débil al enfrentamiento.

La única clave que funciona si queremos estar a tono es comenzar a cuidarnos habitualmente.

Solo modificando nuestras rutinas y nuestras costumbres, y a través de un entrenamiento continuado, podremos conseguir un buen cuerpo y una vida saludable.

El próximo mes, veremos que podemos modificar en nuestra alimentación diaria para llegar a conseguir nuestros objetivos nutricionales.

 

Si te ha interesado este artículo, tal vez te interesen estos productos:

Tags

Comparte el post:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Posts relacionados

Deja una respuesta

Patrocinadores
Últimos Posts
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal para enterarte de todas nuestras actualizaciones.
.