JIBUN DE JIBUN O SURU (Desarróllate por ti mismo)

JIBUN DE JIBUN O SURU (Desarróllate por ti mismo)

jibun de jibun o suru

Jibun de Jibun o Suru

La enseñanza filosófica que nos acompaña hoy, habla del propio desarrollo personal de cada uno y se llama JIBUN DE JIBUN O SURU “Desarróllate tu mismo, por ti mismo y para ti mismo”.

Y dice así: Programad vuestro entrenamiento, determinad vuestra rutina. Observadla sistemáticamente. No malgastéis ni un sólo minuto de vuestro tiempo, recordad en cada uno de vuestros instantes el corto período de vida que poseéis.

No olvidéis nunca que el tiempo vuela, y ese mañana no llegará jamás. Atréveos, ahora o nunca, tomad con firmeza vuestra decisión:

“Me convertiré en lo que deseo,
en esta misma vida,
en este mismo instante”.

Practicad estrictamente. Si sois verdaderamente sinceros, si vuestro cuerpo está lleno de fuerza y energía, y si buscáis con firmeza vuestra propia perfección, llegaréis a alcanzar vuestra propia libertad.

No lo dudéis un solo instante. Esta enseñanza os intenta transmitir que para que podáis adquirir cualquier cosa en el Universo físico es preciso renunciar al apego material de esa misma cosa. Pero eso no supone que debáis abandonar vuestra intención de conseguir vuestro deseo.

Entended entonces que no debéis abandonar el motivo, ni la intención, sino tan solo el deseo del resultado. Recordad que esta acción de altruismo, es muy poderosa, ya que en el instante que renunciemos a ese deseo-egoísta, por el resultado, combinando entonces el motivo y la intención, con el desapego del cometido, podréis conseguir y lograr todo aquello que deseéis.

Recordad por último que la verdadera conciencia espiritual de vuestro propio desarrollo, reside en la capacidad de vuestra sincera intencionalidad. Pero recuerda siempre:

JIBUN DE JIBUN O SURU representa esa “Luz” en el sendero hacia la cima, que en las frías noches de invierno, puede mostrarnos los contornos de ese camino tan arduo, duro, sinuoso y a veces, escurridizo.

Esta oscuridad pertenece a los territorios inexplorados del espíritu, lugar en el cual los artistas marciales encontrarán su objetivo, claro está los que lograran llegar hasta él. En esta etapa, el practicante se abre a sus impulsos, penetra en el origen de todas las cosas y sus sentidos comienzan a estabilizarse. El brillo de la luna reflejado en el agua, pule sus propiedades místicas, que trascienden al modo de interpretación de la sociedad.

Esta sociedad que no comprende la función, ni la idea del verdadero espíritu del Guerrero Místico que todos los buscadores llevamos dentro de nuestro ser. Una sociedad de consumo, que se aparta del desarrollo de unas cualidades, -intangibles- ya que estas al parecer no pueden ofrecer un bienestar material.

Pero el artista marcial, en su camino recibe un nuevo estímulo, mira al reflejo que ilumina su rostro y le hace entender y comprender la belleza de la Creación y esa misma luz lointroduce en un escenario sobrenatural, un escenario que está en este mundo y que sin embargo resulta inalcanzable para muchos de nosotros.

JIBUN DE JIBUN O SURU “Desarróllate tú mismo, por ti mismo y para ti mismo” nos induce a pensar que una vez que hayamos alcanzado la cima de la montaña la búsqueda realmente no ha terminado.

En nuestros días como en los tiempos antiguos, cuando dándonos cuenta de lo insignificantes que somos y de lo mucho que todavía nos queda para completar nuestros sueños, agachamos la cabeza, la luna que se refleja en la blanca nieve sigue constituyendo un símbolo enormemente rico, aunque su significado pueda resultar ahora tan enigmático como entonces.

Todo ese proceso plantea dudas en nuestro interior: ¿Y después de la cima, qué ? ¿Cómo puedo alcanzar yo esa cima? Y así al no existir algo que nos permita apoyar con firmeza nuestros pies y deseosos de seguir en el sendero, nos encontramos que sólo nuestra Fuerza Interna KI puede ayudar a nuestro espíritu a lograr esa nueva meta de llegar a ser un auténtico SER HUMANO. Y al mismo tiempo su reflejo en el agua nos hace entender que, la imposibilidad de poder atraparla con nuestras manos. El Guerrero comprende entonces que tan sólo puede hacerlo con su, espíritu, con su fuerza de voluntad, y por supuesto, con su corazón.

El reflejo de la Luna sobre el lago nos recuerda en JIBUN DE JIBUN O SURU un principio hermético que reza así: “Así como es arriba es abajo ; así como es abajo es arriba”, esto se resume con una sola palabra: CORRESPONDENCIA.

Este principio revela al estudiante de artes marciales la verdad de que hay siempre correspondencia entre las leyes y los fenómenos de los diversos planos de existencia y vida. La captación de este principio da medios al estudiante, para solucionar muchas oscuras paradojas y secretos escondidos de la Naturaleza. Hay planos más allá de nuestro conocimiento, pero cuando les aplicamos el principio de correspondencia somos capaces de entender mucho que de otro modo nos habría sido incognoscible.

Este principio es de aplicación y manifestación universal, en los diversos planos del universo material, mental y espiritual ; es una LEY UNIVERSAL. Los antiguos sabios conocían este principio y lo consideraban como uno de los más importantes instrumentos mentales por el que el hombre era capaz de atisbar a un lado de los obstáculos que ocultaban lo desconocido a la vista.

Igual que un conocimiento de Geometría capacita al hombre para medir soles distantes y sus movimientos, mientras está sentado en su observatorio, así un conocimiento del principio de la correspondencia del JIBUN DE JIBUN O SURU capacita al estudiante de artes marciales para razonar inteligentemente lo conocido hasta lo desconocido. Estudiando al demonio, entiende al Ángel.

Este conocimiento del mundo, abre los ojos al artista marcial, y le hace pensar y meditar sobre sus metas, sus propósitos y lo que él quiere en realidad en la vida. Nadie da nada por nada, y todo camino empieza por un paso. Si yo quiero algo, lucho con todas mis fuerzas por conseguirlo, porque a nadie le interesa lo que yo haga y lo que yo pretenda, salvo a mí mismo.

Debo trabajar para mí, para mi futuro, ése es el primer paso hasta la cima de la montaña, el estudiante, lo único que puede hacer es recorrer el sendero, la vida, ya se encargará de ponerle sus trampas en el camino, pero si el practicante persiste, entrará en Armonía con el Universo, lo que producirá buen ambiente, y la consecución de lo que se proponga sin resistirse a lo que se oponga.

El siguiente cuento explica muy bien yodo lo anteriormente expresado en JIBUN DE JIBUN O SURU, que cada uno consigue lo que persigue, y así según se esfuerce, demostrará realmente lo que de verdad pretende:

“Esto era una vez en las frías tierras de HOKKAIDO un carretero al que se le rompió una rueda y de esta forma no podía transportar la mercancía de pieles que con urgencia debía entregar en castillo del SHOGUN, debido a los fríos vientos del norte.

Pasó por allí otro carretero y le pidió ayuda. Cogiendo los paquetes de las pieles los situó sobre el carro del recién llegado y que también se dirigía al castillo.

En el camino el primer carretero iba pensando:

-Debo de hablarle para que no se sienta despreciado y al poco rato me haga bajar del carro. ¿Qué le puedo decir para que no me mande bajar del carro con mis pieles? ¿Le hablo del DAIMYO? ¿Y si no le gusta el DAIMYO, y me manda bajar? ¿Y si le pregunto por su familia? ¿Y si resulta que no tiene familia y al final me manda bajar del carro con mis pieles?

Finalmente se atrevió a decir:

-Pues bien, si

A lo que el otro le contestó:

-Pues bien no. Así que baja del carro con tus pieles”.

Este cuento trata de reflejar como la mayoría de las veces somos nosotros los que provocamos las situaciones, y por tanto, somos los únicos culpables de nuestros infortunios. En esta ocasión el accidentado carretero, fue el que casi deseó desde un principio su infortunio, algo así como el dicho común de ser “gafe”. Si una persona solo tiene pensamientos negativos, solo produce acciones negativas, tanto para sí como para los que le rodean.

JIBUN DE JIBUN O SURU intenta entonces con este cuento desvelar ti, emociones, tanto positivas, como negativas. Intenta también abordar cualquier área problemática que tenga una gama de manifestaciones, tratando primero lo más fácil y menos intensa de su problema, en cierta medida estarás solucionando el mismo problema en su forma más extrema.

Trabaja sobre ti por tanto, y estarás trabajando sobre los demás, haz lo que esté en tu mano, y estarás haciendo algo que beneficia a todo el mundo. Ése es el verdadero significado de JIBUN DE JIBUN O SURU, ayúdate y estarás ayudando a los demás.

Mejórate a ti mismo… y estarás mejorando el mundo.

Mejórate a ti mismo… y estarás mejorando el mundo. Clic para tuitear

Si te ha interesado este artículo, tal vez te interesen estos productos:

Tags

Comparte el post:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Posts relacionados

Deja una respuesta

Patrocinadores
Últimos Posts
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal para enterarte de todas nuestras actualizaciones.
.