El hábito no hace al monje… ¿o sí?

El hábito no hace al monje… ¿o sí?

A lo largo de mis años en las Artes Marciales, a menudo me he encontrado con estudiantes que “no querían pasar de grado” porque a ellos “no les importaban los cinturones”. Pero ese gesto de “desinterés” hacia los grados, lejos de ser una muestra de humildad, finalmente pasa por convertirse en una muestra más de “ego”.

 

¡Ganas de llamar la atención! Si a mí no me importan los “certificados” de la escuela oficial de idiomas… por poner tan sólo un ejemplo, ¿no me examino? ¿no paso a un nivel más elevado para seguir formándome? ¿me quedo siempre en el nivel básico?

Esto es igual. No es justo para un cinturón blanco, ver a otro que lo hace perfecto, es desmotivante, y sólo tras conocer su historia personal puedes entender que ese cinturón blanco lleva el tiempo suficiente para ser cinturón negro… y si estamos hablando del mundo de la competición, ya es completamente IN-JUS-TO.

Tags

Comparte el post:

Posts relacionados

Deja una respuesta

Patrocinadores
Suscríbete a nuestra Newsletter semanal para enterarte de todas nuestras actualizaciones.
.