Bienvenidos a la décima y última lección del Curso de Defensa Personal básica en Dragonz.es. En esta última lección vamos a completar un poco lo aprendido con respecto a que hacer después de habernos defendido, porque ¿y después… qué?

10 – ¿Y después… qué?


En primer lugar, debes tener en cuenta el aspecto de la proporcionalidad, que viene a significar que el nivel de agresividad en la defensa personal debe estar equiparado al nivel de la agresión. No puedes tratar de igual manera a un borracho que le ha dicho alguna grosería a tu pareja, que a un tipo que te está amenazando con un cuchillo.

Porque corres el riesgo de salvar tu vida… y pasarte el resto de ella en la cárcel.

Del mismo modo, debes valorar la situación a nivel legal, porque normalmente después de una agresión vendrá una denuncia, y tal vez no te merezca la pena pagar lo que te pidan por haberle roto algún miembro a un «presunto» agresor. Pero puede haber otras situaciones en las que no tengas más remedio que hacer daño a tu agresor.

Porque lo cierto es, que nunca podremos saber hasta donde puede o quiere llegar la otra persona.

Y finalmente en la última lección de hoy, también veremos que podemos hacer cuando hemos conseguido llevar a nuestro agresor al suelo ¿lo incapacitamos? ¿o permitimos que se levante? veámoslo en el vídeo.

Este contenido está únicamente disponible para la Comunidad Dragonz.
Puedes identificarte en este enlace o suscribirte a la Comunidad.

Por último me gustaría recomendaros la lectura de estos interesantes artículos de nuestro compañero el Sifú Fco. Javier Hernández, sobre legislación y legítima defensa que fueron publicados en la edición impresa de Dragonz Magazine y que ahora tenéis ya disponibles en el Blog:

Espero que os haya gustado el curso, que le hayáis sacado provecho y ¡espero veros en el curso intermedio de Defensa Personal!

Para cualquier duda, ya sabéis… el formulario de Soporte PREMIUM

¡Nos vemos en el próximo curso!


Todos los capítulos de este curso:

¿Me das 5 estrellas?
¿Olvidaste tu contraseña?
X