La mayoría interpretan Shō Tō Kan como una oleada de aire en las copas de los pinos, pero ¿era solo eso? Por Antonio Muñoz Martínez, 23 páginas.

¡Lo siento! Esto es contenido exclusivo de la Comunidad Dragonz ¡HAZTE MIEMBRO AHORA! o identifícate en este enlace.